fondo blog

viernes, 12 de junio de 2015

Hotel California, la leyenda

Hoy quiero contar la leyenda que acompaña al gran tema musical Hotel California del grupo Eagles, y quiero contarla porque estoy segura de que gran parte de la gente joven no conoce muchas de éstas historias que surgen alrededor de ciertas canciones.
Éstas historias, no se sabe bien si, por que tienen cierto halo de misterio, por que a su alrededor se ha generado algún tipo de desgracia, o, por qué razón, pero sencillamente el marketing ha funcionado, y se convierten en un icono para toda la vida.

Aunque estemos hablando de leyendas, el hotel California sí que existió en Todos Santos, un poblado de Baja California Sur. Fue fundado en 1948, por un inmigrante chino llamado Antonio Wong Tabasco.

Se construyó en tres años y quedó inaugurado un 5 de febrero de 1950, tenía 16 habitaciones.

En 1974 Don Henley escribió la canción “Hotel California” que se hizo famosa cantándola con el grupo Eagles, y que formaba parte de su quinto álbum.
Don Henley aseguraba, según unas versiones, que se escribió en el hotel California antes mencionado.

El éxito de Hotel California fue tan grande, que, en 1977, obtuvo el Grammy al álbum del año. El sencillo encabezó el Billboard Hot 100 y la Asociación Americana de la Industria Discográfica certificó la canción con el galardón de oro por la venta de un millón de copias ese mismo año. 
Desde que se lanzó se han vendido más de 16 millones de copias solo en Estados Unidos.

La leyenda que narra la canción ya existía, si bien Henley aseguraba que nunca había oído hablar de ella. Las gentes del lugar decían que algunas noches se aparecía en el pequeño poblado el fantasma de una muchacha llamada Mercedes, quien antes de morir invitaba a los huéspedes a vino en el bar del hotel.
La letra de la canción (traducida) es esta:
En un oscuro camino del desierto,
Viento frío en mi pelo
Cálido olor de colitas, (aroma de la marihuana)
Elevándose en el aire
Adelante, en la distancia,
vi una luz trémula
Mi cabeza se puso pesada,
Y mi vista se oscureció
Tenía que parar por la noche
Ella estaba allí en la puerta de entrada
Yo escuché la campana de la misión,
Y pensaba para mí
Esto debe ser el cielo o el infierno
Entonces ella encendió una vela
Y me mostró el camino
Había voces bajo el corredor
Me pareció escucharlas decir...
Bienvenido al Hotel California
Un lugar tan adorable,
Un lugar tan adorable
Lleno de habitaciones
El Hotel California
En cualquier momento del año,
Lo puedes encontrar aquí
Su mente está perturbada por las alhajas
Ella tiene el Mercedes Benz
Ella tiene muchos chicos lindos
Que llama amigos
Como bailaban en el patio,
Dulce sudor de verano
Algunos bailes para recordar,
Algunos bailes para olvidar
Entonces yo llamé al Capitán,
Por favor, déme mi vino, y él dijo
No hemos tenido ese espíritu aquí desde 1969
Y aún aquellas voces están llamando desde lejos
Te despiertan a la media noche
Solo para escucharlas decir...
Bienvenido al Hotel California
Un lugar tan adorable,
Un lugar tan adorable
Ellos disfrutan la vida en el Hotel California
Que linda sorpresa, trae tus excusas
Espejos en el techo,
El champagne rosado en hielo
Y ella dijo, aquí somos todos prisioneros
De nuestra propia invención
Y en la recámara del Capitán
Ellos se reunieron para la fiesta
Ellos la apuñalan con sus cuchillos acerados
Pero no pueden matar a la bestia
Lo último que recuerdo
Es que estaba corriendo hacia la puerta
Yo tenía que encontrar el pasaje que me llevara
Al lugar donde estaba antes
Relájate, dijo el hombre de la noche
Estamos preparados para recibirte
Tú puedes reservar
En cualquier momento que quieras
Pero nunca puedes irte!

Pero la canción cuenta más, nos narra la llegada de un hombre al hotel, muerto de cansancio por haber estado conduciendo sin parar.

Al ver el lugar  lo compara con el paraíso, le llama la atención el fuerte olor a marihuana.

Al llegar a la puerta del hotel escucha sonar una campana, (la campana de la misión), y, tras dirigirse hacia el lugar, ve que le está esperando una muchacha con una vela encendida.

Ella le promete llevarle una botella de vino y se ofrece a enseñarle el camino repitiendo: “Bienvenido al hotel California, donde siempre tenemos la misma estación” (refiriéndose a la bondad del clima durante todo el año).  
Pero el protagonista, cansado de esperar a que llegara la muchacha con la botella, le pregunta  al encargado, y éste le responde que allí no hay ninguna chica, y que tampoco el hotel ofrece nada a los huéspedes. 
El encargado le comenta que no habían visto el espíritu al que hace alusión desde el año 1969.

Don Henley ha declarado otras muchas veces que él nunca ha estado en ese hotel  y que la letra simplemente  es una descripción del mundo de las drogas y en especial de la cocaína o quizás a la marihuana, lo hace en forma de metáfora, tanto de las drogas como de los excesos, si bien, solo el autor conoce la verdad de lo que quiso contar.

Hay quien opina que el Hotel California no es sino un sanatorio psiquiátrico, con un hospedaje que entra pero difícilmente saldrá.
Ésto último tiene su lógica, ya que la letra mezcla drogas y locura.

También me he encontrado con una historia que me ha llegado al alma, el protagonista seria una mula (Persona que transporta droga), su automóvil sufrió un accidente y se incendió con los paquetes de marihuana dentro, de ahí el olor a quemado y el aroma a “colitas”, y eso sería lo que olió antes de morir.


Pero también nos encontramos con la versión satánica. 
Se dice que la canción trata sobre una antigua iglesia cristiana que convirtieron en satánica y en la que  se realizan prácticas ocultistas.

Se cuenta que Anton Szandoz (Alexander) La Vev, era hijo de un pastor protestante de ascendencia de georgianos que, según el mismo decía, eran gitanos y húngaros.

El 30 de abril fundó la iglesia de Satán (The Church of Satan), y escribió la Biblia satánica bajo el subtitulo de “La otra ciencia”.

Alexander murió en 1997 y se le enterró durante la fiesta de Halloween.

Pues bien, según palabras del propio Anton Szandoz, La Vev escribió dicha biblia en el Hotel California y la canción conmemora precisamente ese hecho.
Pero también se ha llegado a comentar que, en realidad, la letra no narra sino una noche de brujas con misa negra.

En uno de los ventanales que pueden verse en la portada del disco dicen que se le ve a él , y que hay varias imágenes mas que nadie recuerda haberlas visto antes.

Cual es la verdadera historia? Nunca lo sabremos, lo que si sabemos es que la canción es singular.

Si quieres escuchar "Hotel California" pulsa AQUI.


© marian tarazona
*Texto e imágenes propiedad del blog*



No hay comentarios:

Publicar un comentario