fondo blog

viernes, 19 de junio de 2015

El naufragio más rápido de la historia: el hundimiento del "Vasa"

Hoy me adentro en el mar para buscar una nueva tragedia, un nuevo misterio.

En éste caso el naufragio más rápido de la historia, el de un  barco que se fue a pique el mismo día que salía a la mar…. El Vasa

El Vasa, conocido también como Wasa, Wasan o Wasen, fue un navío de guerra construido  en el siglo XVII por el rey de Suecia Gustavo Adolfo II.
En 1625 Suecia había diseñado cuatro buques de guerra para controlar los ataques del sur, pero “El Wasa” sería el navío principal.

Su elegancia y riqueza ornamental le conferiría un poder sobre los austeros galeones de la Santa Liga.  Querían que fuera invencible, el más poderoso jamás visto.  Su creador fue el holandés Henrik Hybertsson.

Todas sus piezas eran de bronce y su peso total se estima en unas ochenta  toneladas.

En el castillo de popa se encontraban las efigies del rey Gustavo Adolfo con dos glifos.

Se construyó con la madera de más de mil robles y se decoró profusamente para provocar temor al enemigo y admiración a los amigos.

Siguiendo con la tendencia de los galeones holandeses de la época, el Wasa se construyó cargado hasta la locura de un gran número de esculturas de hombres que representan dioses griegos y marineros. Símbolos reales, escudos heráldicos, animales mitológicos, y así hasta un total de 700 piezas escultóricas. También se añadieron grandes faroles y farolillos, especialmente llamaban la atención los colocados en el castillo de popa, muy ornamentado y recargado.

Durante tres años, carpinteros, vidrieros, escultores, pintores y otros gremios, estuvieron trabajando sin descanso en la construcción del Vasa.

Éstas eran sus características:

-Material de su construcción: Madera de más de mil robles suecos.
-Medidas: 69 metros de largo x 11.30 metros de ancho.
-Ángulo de giro del timón: de hasta 14 grados.
-Manga: 11.7 metros
-Calado: 4.8 metros – Quilla: 5 metros
-Castillo de Popa: Estaba situado a 20 metros de alto y a 15 metros sobre el nivel del mar.
-Su Palo Mayor Media desde la quilla: 52.5 metros.- Tenía 3 palos y capacidad de hasta 10 velas de 1275 metros cuadrados.
-Se deslazaba a  1.210 toneladas y tenia una eslora de 70 metros.
-Longitud total, incluido bauprés: 69 metros
-Longitud del casco, beque incluido: 61 metros. (conjunto de la obra saliente por cada uno de los lados de la roda de un buque)
-Longitud de quilla: 38,30 metros
-Eslora entre perpendiculares: 47,50 metros
-Altura de la quilla a la perilla: 52,50 metros
-Altura del alcázar: 19,30 metros
-Manga en la cuaderna maestra fuera de todo: 11,70 metros
-Calado: 4,80 metros
-Superficie vélica: 1275 metros cuadrados Número de velas: 10 (de las que se conservan seis).
-Desplazamiento: 1210 toneladas.
-Lastre: 130 toneladas.
-Artillería: 64 cañones, de los cuales 48 de 24 libras, 8 de 3 libras, 2 de 1 libra y 6 morteros, 8 cañones de 3 libras, 2 cañones de una libra y 6 cañones pequeños situados estratégicamente en sus tres puentes. (Un cañón pesaba más de una tonelada)
-Tripulación: 145 marinos y 300 soldados.


El astillero donde se construyó se encontraba en Skeppsgärden, situado en la isla de Blasieholmen, en el corazón del puerto de Estocolmo.

El Vasa se amarró a los pies del castillo real en donde se cargó el lastre, así como el armamento necesario para su viaje inaugural.

A pesar de no realizarse las pertinentes pruebas de estabilidad, el 10 de agosto de 1628 el Vasa levó anclas.

Partiendo de Estocolmo, el viento de SW hizo que durante los primeros metros tuviera que ser sirgado contra el viento, empleando las anclas, pero por fin se oyó la orden durante tanto tiempo esperada: "Izar trinquete, la gavia de trinquete, la mayor y la mesana".

Una andanada de los cañones saludó la maniobra y el majestuoso navío, lentamente, abandonó el muelle.

El tiempo era magnifico y el viento ligero, a bordo se encontraba una tripulación de unas cien personas, pero había también mujeres y niños (los marinos tenían permiso para llevar a su familia).


Era una ceremonia con pompa y fasto, la población estaba entusiasmada, el Vasa  comenzó  a moverse lento y majestuoso delante de una muchedumbre que se había concentrado  para verlo, además del rey.

Varios testigos aseguraron que el buque se movía de forma extraña a pesar de la suave brisa, y al maniobrar para enfilar la salida del puerto, un ráfaga de viento, algo fuerte, hizo escorar el barco, empujándolo hacia el malecón. Parece ser, que la carga sobre cubierta iba mal aparejada, y por lo tanto se desplazó hacia el costado del barco, aumentando así el bamboleo.

La mayor parte de esa carga se fue al otro lado del barco, y el Vasa chocó contra el malecón. Parecía que se enderezaba, pero volvió a escorar hacia el otro lado, le entró agua por las cañoneras, y, en unos minutos, el Vasa se fue a pique.

El agua empezó a entrar por las puertas de la batería inferior, que se habían dejado abiertas para la ocasión.

Golpeado una vez más por el viento, el Vasa zozobró y se hundió tras un viaje de unos 1300 metros. 
Murieron cincuenta personas, lo que supuso una gran suerte,  ya que el barco no llevaba la dotación completa.

El rey Gustavo II ordenó al Consejo Real que reuniese un Tribunal Supremo para encontrar a el o los culpables.

El capitán Hansson declaró que el navío era demasiado inestable a pesar de que el lastre estuviese bien colocado y los cañones asegurados, de hecho fueron encontrados así.

No se cometió ningún error a bordo y la tripulación no había bebido.

El capitán no se hundió con su nave, pero solo salvó su vida para ser juzgado. Él, la tripulación y los constructores fueron a juicio, aunque no hubo condenas puesto que no se pudieron determinar las responsabilidades.


Causas probables del hundimiento:

-1. Hubo demasiados cambios de diseño, el Vasa se ideó como un  pequeño buque y terminó como una gran nave. Tenía dos filas de cañones y el agua empezó a entrar precisamente por las cañoneras.

-2. El capitán naval enfermó y murió un año antes de que el buque se terminara, durante su enfermedad tuvo que delegar la supervisión del proyecto a su asistente,  por lo que el liderazgo en la construcción naval era muy débil, el  asistente no fue informado de que la prueba de estabilidad fue muy débil.

-3. Se puso muy poco lastre (alrededor de la mitad del peso necesario) el almirante opinó que mas lastre hubiese molestado.

-4. El capitán declaró que el navío era demasiado inestable a pesar de que el lastre estuviese bien colocado y los cañones asegurados.

-5. El calado era demasiado débil con respecto a la formidable altura, la arboladura demasiado alta y artillería demasiado pesada y colocada demasiado alta.

-6. El centro de gravedad del buque estaba colocado también demasiado alto.

-7. La estabilidad se había probado como se solía hacer en aquella época, por treinta hombres corriendo de una borda a otra con el buque amarrado al muelle. Tras solamente tres pruebas, éstas se interrumpieron, porque el buque amenazaba ya con zozobrar.

El comentario del almirante Fleming fue: “Si su Majestad hubiese estado presente...”.


Entonces ¿quién es el responsable? preguntaron los jueces. La respuesta dada fue: “Sólo Dios lo sabe”.


Así quedaron las cosas, un buque que se hundió por culpa de Dios y de El rey….



Epilogo:

Los primeros trabajos de salvaguardia del Vasa empezaron en 1664 en el que se recuperaron 50 cañones.

En 1961, el Wasa fue sacado a flote, 333 años después del naufragio. Alrededor del buque se construyó un museo que hoy es el más visitado de Suecia.

© marian tarazona
*Texto e imágenes propiedad del blog*


6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegro de que te haya resultado interesante. Gracias por leerlo!

      Eliminar
  2. BRAVO EL VASA GRAN BARCO POR LO QUE E VISTO

    ResponderEliminar